Chile       Guide  |   Interviews |  Videos |  Partners   |   Picture


Name: Aníbal Ariztía Reyes

Sector: Agriculture

Position: Director Nacional

Place Interview: Santiago de Chile

Company: Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)

Date: 2011-10-07

Nos gustaría comenzar esta entrevista con un breve resumen de los objetivos y las líneas de acción del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)

El objetivo principal del SAG es la custodia del estado sanitario de la agricultura y ganadería en Chile. El estado sanitario, en el caso concreto de Chile, la naturaleza nos ha ayudado a custodiar, con la cordillera por un lado y el mar por el otro, el desierto por el norte y los hielos por el sur. Chile optó por una estrategia de comercio de apertura de fronteras y comercio mundial: nuestro país es muy abierto tanto en las exportaciones como en importaciones, lo que exige ser muy cuidadosos en la custodia de nuestras fronteras y de los aeropuertos y puertos donde recibimos enorme cantidad de pasajeros.

Las líneas de acción, especialmente desde el punto de vista productivo, son la división agrícola y forestal. En Chile tenemos algunas plagas cuarentenarias  que restringen el comercio mundial en estas dos áreas: hemos sido exitosos en la contención y erradicación de estas plagas.

Respecto al ámbito agropecuario de sanidad animal, también somos un país que ha tenido bastante éxitos, y de hecho de América Latina somos el único país que tiene controlada la fiebre aftosa sin vacunación. Hay dos formas de controlar dicha fiebre, una es vía vacuna, y otra es por condiciones naturales, y la condición nuestra es de sanidad sin necesidad de vacunación, lo que es un aspecto muy importante. Custodiar el aspecto sanitario de nuestra agricultura y ganadería tiene como objetivo, no solo protegernos a nosotros, sino que de esta manera aseguramos que los productos agrícolas y pecuarios que Chile produce son aptos para el comercio mundial. Esta condición de Estado sano en lo pecuario, agrícola y forestal es un requisito fundamental para la política de apertura de Chile en sus exportaciones.

Y otro aspecto que quisiera destacar también es el de la conservación de los recursos naturales. Dentro de estos recursos, el más importante tal vez es el suelo, el cual por la acción del hombre y a veces de la naturaleza es susceptible de ser degradado, y está dentro de las prioridades del SAG custodiar los recursos renovables del país, siendo el suelo uno de los más importantes.


¿Cuáles son los estándares de control de la calidad que se manejan dentro del SAG?

Permíteme que lo ejemplifique de la siguiente manera. En el contexto latinoamericano, Chile está en una posición de vanguardia en la forma de cómo opera para asegurar las condiciones sanitarias de nuestra producción. Lo digo porque nosotros recibimos requerimientos de muchos países latinoamericanos, requerimientos de capacitación y de tutoría para que nosotros les expliquemos, bien desde Chile o solicitándonos la presencia de nuestros inspectores y técnicos en sus países para que les mostremos cómo hemos hecho para lograr esta política de apertura, que tiene como requisito mantener un estado sanitario óptimo. Y aún es más, nosotros hemos sido solicitados por las autoridades de Estados Unidos, para que profesionales de países de Centroamérica y el norte de Sudamérica, en vez de ir a capacitarse a institutos en Estados Unidos, vengan a Chile a ser entrenados en las medidas de protección que aplica Estados Unidos para la importación de sus productos.

Creo que estamos en un muy buen estado, y lo ratifica el hecho de que tenemos Tratados de Libre Comercio (TLC) con 58 países, y en todos ellos tenemos algún producto agropecuario que cumple con las restricciones de sanidad de cada uno de esos países.


¿Nos podría hacer un breve resumen acerca de los instrumentos de los que dispone el agricultor para luchar contra la desertización de los suelos?


Los inversores extranjeros tienen las puertas abiertas para invertir en Chile, y la mayor parte de las tierras de nuestro país están en unas condiciones de mantención muy buenas. Las zonas de desertificación son zonas extremas la mayor parte de las veces, y lo que sí sucede es que en ocasiones por producto del riego, a veces el clima y el viento -en algunas zonas-, se produce una cierta degradación de los suelos, para lo cual el Ministerio de Agricultura tiene un instrumento desde hace varios años llamado Sistema de Recuperación de Suelos Degradados, que lo opera a través del SAG y del INDAP -otro de los servicios del Ministerio de Agricultura, orientado hacia los agricultores de menor tamaño-. Este sistema consiste básicamente en que se nos asigna un presupuesto del orden de los 20 millones de dólares para que las distintas regiones en las que está dividido el país, se distribuya a propietarios de suelo que postulan a mejorarlo con dinero suyo más el aportado por este fondo, con postulación abierta y transparente, y unas reglas de admisión objetivas, que son iguales en todas las regiones. Decir que se asignan no desde una mesa central, sino que regionalmente: cada una de las 15 regiones en que está dividido Chile se le asignan estos fondos. En resumen, consiste en aplicar productos que permitan recuperar o mejorar fuertemente las condiciones de esos suelos: en cada una de las regiones, los propietarios de tierra postulan sus proyectos  a la oficina regional del SAG, donde se ponderan todos los factores de los que depende la asignación o no de esta bonificación. Afortunadamente, siempre hemos tenido faltantes de recursos: ha habido más gente interesada en recibir estos recursos. Este bono tiene como principal y único objetivo favorecer los suelos de esos propietarios.


¿Qué obligaciones asume el propietario beneficiario de este bono una vez le haya sido adjudicado?

La obligación es que se aplique las medidas de estímulo a la recuperación de los suelos. Hay empresas que se dedican a hacer estas aplicaciones y que están certificadas por nosotros, por lo que nos aseguran que las técnicas de manejo se han aplicado correctamente. En base a ello se dan los fondos correspondientes.


¿Qué otras herramientas pone a disposición el SAG de los inversores con interés en el sector agrícola chileno?


 Lo que me gustaría destacar es que el SAG asegura a todos los productores -sean extranjeros o nacionales- una estabilidad, equidad y seriedad para aplicar la normativa, que con el tiempo ha demostrado ser exitosa para mantener el estado sanitario del país. No tenemos como SAG una política especial de promoción al inversionista extranjero, tratamos por igual a chilenos y extranjeros. Nosotros tenemos claro que a los hombres de negocio que vienen a invertir en Chile, y  los que consumen nuestros productos en el exterior, les debemos gran parte de lo que este país ha logrado hacer en los últimos 30 años de desarrollo.


Respecto a las medidas llamadas Impulso competitivo, ¿cuáles ha tomado el SAG como propias  para fomentar su actividad?


Nosotros fuimos elegidos por los entrevistados -los gremios productivos- con una enorme cantidad de medidas de diversa índole: desde trámites burocráticos para certificaciones, hasta políticas de más largo plazo en materia de trazabilidad animal. El Servicio Agrícola y Ganadero ha sido la institución que ha recibido más requerimientos de mejora o de cambio en la gestión. A este tema le hemos dado una importancia crucial: primero, porque está en la agenda del presidente Sebastián Piñera; y segundo, porque el servicio es una institución muy repartida a lo largo de todo el país, con mucha relación: por eso mismo recibimos una gran cantidad de observaciones respecto a nuestro quehacer. Para abordarlo de forma seria y permanente, y obtener resultados en el corto plazo, lo que hicimos fue constituir seis mesas de trabajo: en cada una de ellas hay una determinada cantidad de gremios (la más pequeña tiene dos gremios, y la más grande tiene unos doce gremios). En total son 25 gremios a los que hemos llamado, y la idea fue dividirse en seis mesas por especialidad: agrícola, forestal, vitivinícola, pecuaria, insumos e inocuidad, y la última es internacional. Hemos tenido ya tres sesiones de trabajo con cada una de estas mesas, con una agenda bien precisa, con metas para avanzar en estos meses, y puedo decir que ya tenemos cerca de un tercio de las medidas resueltas, y tenemos un trazado bastante claro de cómo vamos a ir avanzando para la resolución de los temas pendientes. Los plazos que nos hemos marcado son los siguientes: más de la mitad de las medidas van a estar resueltas para mediados de 2012, y la gran mayoría van a estar acabadas antes del término de la legislatura del presidente Piñera.


Pongamos un ejemplo práctico a nuestros lectores. ¿Por qué yo, como inversor privado, he de ponerme en contacto con el SAG?


Un inversor va a necesitar ponerse en contacto con el Servicio Agrícola y Ganadero por varios motivos: primero, si es que quiere iniciar alguna actividad de importación o exportación de material vegetal o animal. También, deberían ponerse en contacto con nosotros acerca de temas de limites y división de la tierra y cambio del uso del suelo:  ha habido algunos inversionistas inmobiliarios  que puedan venir a Chile pensando que puedan construir en terrenos cercano a las ciudades, pero hay que tener en cuenta que hay zonas que son protegidas y no se pueden urbanizar. Por lo tanto, estos son temas que recomendaría a los inversores inmobiliarios que se aseguren bien de que si quiere comprar un terreno el cual puede tener una plusvalía importante por el cambio de uso en el futuro, se asegure primero si existe factibilidad de cambiar el uso del suelo de agrícola a urbano o industrial. Estos son los principales factores por los que un inversor pueda tener contacto con nosotros al venir a invertir en Chile.


Hablemos ahora de las exportaciones. En Chile, tanto la legislación como las reglas del juego están muy claras, lo que sin ninguna duda ayuda a fomentar el clima inversor del país: Chile es una excelente plataforma para exportar. Además del control sanitario realizado por el SAG, ¿facilitan algún tipo de información acerca de mercados para los productores interesados en exportar fuera?

ODEPA es el lugar donde los inversores y productores pueden encontrar toda la información referente a mercados, donde exportar, las prioridades, las tendencias -tanto en Chile como hacia fuera-, cuáles son los mercados que pueden ser atractivos para ciertos productos en el mediano plazo, etc.


¿Cuáles cree Usted que son los grandes desafíos a abordar por el SAG para el próximo año?

Te diría que el desafío número uno sería hacer un SAG 4x4: un SAG de terreno, con la mirada puesta en nuestros clientes. Por ello, nuestro principal desafío es estar permanentemente con los ojos muy abiertos, y no solamente en ésta oficina del SAG central, sino en cada una de las regiones, con su propia realidad, a ver cuáles son los requerimientos de nuestros clientes: ése es el verdadero Chile, ése es el Chile que ha estado creciendo, y ése es el Chile que está tratando de salir del subdesarrollo. Por lo tanto, el desafío del SAG, y no sólo para el año 2012, es poder atender los requerimientos de esos sectores productivos en todos los lugares donde estamos a lo largo de Chile, y tratar de apoyarlos en el desarrollo del país, y que el agricultor que siembra o que tiene ganado, unido a todo el mundo de servicios que hay en torno  a la agricultura, tengan todas las facilidades para poder hacer un trabajo eficiente y productivo. Para conseguir ese desafió, también necesitamos que desde el SAG, internamente, tengamos un trabajo eficiente y productivo: no podemos pretender dar un buen servicio hacia fuera si  internamente no tenemos  la casa bien ordenada, con métodos de trabajo modernos, eficientes y rápidos. El SAG tiene que ser un servicio ágil para poder dar respuesta a los problemas de la manera mas rápida a nuestros clientes. En resumidas cuentas, nuestro desafío desde el SAG es apoyar a nuestros clientes para que puedan hacer un buen trabajo, y para ello nosotros estamos obligados a hacer un buen trabajo interno.


¿Qué canales de comunicación existen a disposición de los productores para poder haceros llegar sus demandas y preocupaciones?

A través de las mesas de Impulso Competitivo hemos desarrollado algunos canales de comunicación a través de la pagina Web y de correo electrónico con la gente que participa. Como te decía, la gran cantidad de clientes nuestros están en las regiones, en los campos, etc. Por ello lo que nosotros necesitamos, en términos de comunicación, es: primero, fomentar que nuestra gente tenga los ojos puestos fuera, que la mentalidad de nuestros empleados sea hacia fuera del SAG. Una vez hayamos puesto la mente fuera, tenemos que hacer uso de las tecnologías aplicadas: en Chile tenemos un buen sistema de comunicaciones, una buena red de telefonía celular con 3G,etc. Es decir, la tecnología está y lo que tenemos que hacer es poner, a total disposición, la información que requiere el cliente: estamos probando algunas formas de comunicación con la OIRS (Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias) para que puedan acceder a ella a través de skype, dispositivos móviles, etc. En definitiva, para que cualquiera pueda comunicarse con las oficinas regionales a través de las tecnologías más modernas. Pero insisto, lo más importante es que los funcionarios del SAG demos la vuelta a la cabeza, dejemos de mirar hacia el Ministerio, y miremos hacia fuera, donde están nuestros cliente.


Por último, siempre damos la oportunidad a todas las personalidades que entrevistamos de dirigirse a nuestros lectores, los inversores internacionales.


Chile tiene un sector agrícola con un enorme potencial: las tasas de crecimiento en la agricultura han sido mejores que otros sectores de la economía nacional. Hay rubros nuevos, en donde Chile está recién incursionando, como puede ser la producción de semillas, con tasas de crecimiento realmente impresionantes, y seguimos contando con muchas oportunidades: el campo chileno, en muchos aspectos, vive una realidad parecida a la de hace veinte años, por lo tanto la oportunidad existe para los inversionistas que quieran conocer e invertir su capital en este sector.
Por otro lado, en Chile estamos acostumbrados y ya tenemos alguna experiencia en el trato con extranjeros inversionistas o clientes en el exterior: Chile vive en torno a las exportaciones, así que tenemos una experiencia ya ganada, y uno de los atributos con los que se nos conoce afuera -y con el que nosotros nos sentimos muy orgullosos- es de la seriedad de este país, en donde el inversionista puede saber a qué atenerse: hay estabilidad jurídica, política y económica


Ethiopian Airlines
www.winne.com www.nomadplaza.com www.ebizyou.com www.ebizafricareview.com